Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

MASONES PERUANOS PROCERES DE LA INDEPENDENCIA: El H:. HIPOLITO UNANUE Y PAVON

Este prócer peruano fruto de matrimonio del marino vizcaíno Don Antonio Unanue y de Montalivet y de Doña Manuela Pavón, nació en Arica el día 13 de Agosto de 1755.
El Catedrático Don Pedro Pavón, hermano de su madre, fue quien desde pequeño se dio cuenta de las extraordinarias facultades de este niño precoz, vaticinándole grandes triunfos. Una de las lumbreras de la época, el doctor limeño Don Gabriel Moreno le guió en sus estudios profesionales.
Nadie representa mejor que el masón Hipólito Unanue, la optima calidad moral de los criollos. En los momentos que terminaba la época del Coloniaje y los albores de la Republica, su personalidad a través de todos sus escritos y sus vinculaciones con las logias masónicas que subterráneamente trabajaban a favor de la Independencia, le permitieron influenciar en la juventud limeña los anhelos de libertad.
Trabajo con los ultimo cinco virreyes, quien no solamente admiraban sus dotes de medico ilustre, sino también sus condiciones de escritor. Con algunos de ellos por la fraternidad masónica que los unía, tuvo una actuación cooperativa humanista.
Amigo personal de Don Francisco Gil de Tabeada y Lemus, Conde de Lemus, fundo en Lima la “Sociedad Amantes del Perú” constituido por un grupo selecto de personajes del cual fue su presidente, de estas filas salieron casi el integro de los patriotas que conformarían las logias Masónicas que trabajaron preparando la llegada de las Expediciones Libertadoras.
Fundo en Lima el 1 de Enero de 1791 esa tribuna del pensamiento nacional llamada “El Mercurio Peruano”, publicación única en su genero en la América Española, que constituía una enciclopedia de conocimientos humanos, la que mereció importantes elogios de todos los sabios de la época. Abandona todos sus trabajos científicos y literarios y se dedica a la vida publica y política durante la primera época de la Independencia, siendo Tribuno Diputado y Ministro sucesivamente, con San Martín y Bolívar, estos apreciaron sus excelentes dotes llegando a ser en su calidad de Vicepresidente del Perú, encargado del poder Supremo, per tempore.
Terminada la epopeya de la Independencia y cumplida su misión, se retira a Cañete donde se dedica a la educación de sus hijos, al estudio y a la meditación. Muere el 15 de Julio de 1833, en Lima.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 26, 2008 por en masones peruanos indenpendencia hipolito unanue y pavon.
A %d blogueros les gusta esto: