Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

LAS HERRAMIENTAS DEL APRENDIZ EN LA FRANCMASONERÍA

LA COLUMNA EL DOMINIO DE LAS PASIONES 

Por John Edward Orrego Allpoc

R:.L:.S:. Fénix Nº 137 – 1

La FUERZA de la gente, o voluntad popular, en acción y ejercicio, simbolizado por el MAZO, regulado, guiado e interpretado dentro de los límites de la LEY y el ORDEN, simbolizado por la REGLA de VEINTICUATRO PULGADAS, tiene como frutos LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD; libertad regulada por la ley, igualdad de derechos en el ojo de la ley, hermandad con sus deberes y obligaciones así como también sus beneficios.

Albert Pike 33º, MORALS AND DOGMA – Cap. I (Apprentice)

Hasta avanzado el siglo XVII, el Aprendiz no era considerado como parte de los talleres, ello debido a su carencia de conocimiento sobre el Arte y por el largo tiempo que debía trascurrir hasta poder alcanzar un buen desarrollo de sus habilidades manuales. Al culminar su aprendizaje, se le reconocía como un Compañero del Oficio, debiendo perfeccionar y ampliar todos sus conocimientos, lo cual lograba al viajar y trabajar en otros talleres.

En la masonería especulativa esta etapa de Aprendiz se desarrolla en base a tres herramientas simbólicas fundamentales: el mazo, el cincel y la vara o regla de 24 pulgadas; las cuales reflejan claramente el fin principal de este grado: el dominio de las pasiones, como premisa del acceso al conocimiento y realización del deber de perfeccionamiento.

De acuerdo al trabajo que realizan, podrían considerarse sólo como dos herramientas, pues para que el mazo y el cincel tengan utilidad, es necesaria una utilización conjunta de ambos, en cambio la regla puede ser usada independiente ellas.

En la iniciación dentro de la Francmasonería, el profano al recibir la luz se convierte en Aprendiz y su labor fundamental consiste en desbastar su piedra bruta, eliminando las imperfecciones, obstáculos, vicios y banalidades que le rodean, sirviéndose para ello del mazo y del cincel. El primer ingreso simbólico al taller representa el estado de imperfección y tinieblas en el que supuestamente el candidato se encuentra y de las que podrá ser libre al utilizar estas herramientas (esta alegoría es muchas veces representada por una persona tallándose en la piedra de la cual es presa). Dicho trabajo es más o menos largo de conseguir. Al­gunos tal vez jamás lleguen a desbastarla, no por falta de capacidad, sino porque no sienten la necesidad, pero esto no representa que la piedra no requiera ser tratada, ya que siempre hará falta pulimentarla.

Es muy significativo que el mazo le sea entregado al aprendiz, pues si bien es similar al mallete, el símbolo de autoridad de los oficiales que dirigen una logia, es también un símbolo de humildad que, junto al cincel, representa que debemos estar listos para eliminar aquellas irregularidades que encontraremos a lo largo de nuestra vida.

Si bien el mazo y el cincel pueden ser considerados como útiles liberadores, la regla de 24 pulgadas es su contraparte, al ser la reguladora de nuestras vidas.

La vara o regla representa el día a día de nuestras vidas que deben ser regulados en su accionar. En sus 24 simbólicas pulgadas, que aluden a las 24 horas del día (de las cuales 8 debían ser dedicadas a Dios y a los hermanos necesitados, 8 a nuestras ocupaciones cotidianas y 8 para el descanso y sueño), nos expresa que todo tienen un lugar, un orden y un tiempo especifico en el cual deben ejecutarse y nos recuerda que la medida ha de estar presente en todas nuestras manifestaciones, que han de ser ajustadas en su formulación e intensidad. Simboliza la mesura y la idoneidad de la voluntad aplicada, tanto en el espacio como en el tiempo.

Es necesario que estas herramientas, a pesar de poseer un significado general dentro de nuestra Fraternidad, sean adaptadas por cada hermano de acuerdo a sus actitudes y vivencias, a su comprensión y su entendimiento, pues, lo que es blanco para unos es negro para otros.

Gran Oriente del Perú, Valle de Lima, 24 de octubre del 6008 AL

Referencias:


  • Morals and Dogm, Albert Pike, 1871
  • Encylopædia of Freemasonry – Revised edition, Albert Mackey, 1914
  • La Masonería, Amando Hurtado, 2001
  • La Masonería, José Antonio Ferrer Benimeli, 2002
  • The Masonic Manual – Revised edition, Robert Macoy, 1867
  • Manual de Masonería, Andrés Cassard, 1871

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 25, 2008 por en herramientas aprendiz francmasoneria johon edward orreg.
A %d blogueros les gusta esto: