Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

«El masón del XIX no quería que las verdades vinieran dadas por la fe»

MARÍA JOSÉ LACALZADA, 
PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
Libro: ‘El cimiento mixto en masonería’.
Formación: doctora en Filosofía y Letras, 
especializada en Historia Moderna.
Presentación de la obra: En el Foro Santos Ochoa.

La historiadora riojana, con varios libros solventes publicados sobre la masonería, indaga en su última obra en la presencia de la mujer en las logias
La historiadora riojana María José Lacalzada presentó ayer en Logroño su nuevo libro ‘El cimiento mixto en masonería’, un documentado trabajo sobre los hombres y mujeres que fundaron las primeras logias masónicas mixtas en España. Otros tiempos.
-¿Vienen de lejos las logias mixtas?
-La masonería moderna nace en 1717 en Londres. Se fija que puede ser masón todo hombre libre y de buenas costumbres y se limita el acceso a las mujeres. Después, en Francia, el Gran Oriente creó logias de adopción a finales del siglo XVIII, en la onda de los caballeros de la corte, la nobleza. Se relacionaban, pero no dejaba de ser un recibimiento a las mujeres de manera paralela: no trabajaban dentro de la logia de la masonería con el mismo ritual.
-¿Así surgieron logias de adopción?.
-Sí, y esa tradición se fue manteniendo. Las mujeres salieron a espacios públicos y participaron en asociaciones culturales y filantrópicas. Se replanteó que no podían existir dos sistemas paralelos: el oficial, propiamente masculino de la masonería, y el tratamiento galante hacia las mujeres, a las que se dejaba participar en la beneficencia.
Acceso de pleno derecho
-¿Cuál fue el siguiente avance?
-Francia dio el paso de iniciar a una mujer en los misterios de la masonería conforme al ritual de los hombres, y con intención de que asistiera a las reuniones de la logia con pleno derecho.
-¿Cuándo se abrió la primera logia mixta?
-En 1893. Hombres y mujeres trabajaban con el mismo ritual, descifraban los mismos símbolos, y establecían un diálogo común.
-¿Cuándo llega la igualdad y masones y masonas se tratan de tú?
-Con motivo de la creación del ‘Derecho Humano’ en 1893. Las mujeres pueden trabajar en pie de igualdad. Pero, claro, ‘El Derecho Humano’ es sólo una de las corrientes dentro de la masonería y mantiene, con fuerza, esa otra corriente de la masonería eminentemente masculina. Con el tiempo llegará a nacer una masonería femenina, homologada a la masculina. Si los hombres no admiten mujeres en las logias, ellas no permitirán el acceso a los hombres en las suyas. Pero esto ocurre a partir de 1945.
-Muchos desconocen la existencia de las masonas.
-No magnifiquemos la cuestión porque han sido una minoría.
-En el XIX. la penuria cultural era atroz y había un altísimo porcentaje de mujeres iletradas. 

¿Qué perfil tenía la social de una logia.
-Tenían ya presencia física, pública, activa. Eran maestras, con negocios propios. Estaban por encima de la media cultural.
-¿Qué ocurre con estas mujeres cuando brota el feminismo?
-Buena parte del avance de éste fue apoyado por la masonería. A veces por masones. Una cosa es que hubiera muchos varones reticentes a la entrada de las mujeres en las logias en condiciones de igualdad, y otra que esos mismos hombres apoyaran la actividad reivindicativa de las mujeres para incorporarse a espacios públicos, tertulias culturales…
-La masonería ha estado muy presente en la literatura española. ¿Tal vez como reacción a su tradición de ocultamiento?
-Se cubrió de una leyenda negra en el franquismo. En la España del XIX no había esa crispación, no se hablaba de que conspiraban. Masones y católicos estuvieron enfrentados desde el principio. Cuando había gobiernos conservadores, perseguían a masones, y cuando los gobiernos eran más liberales, les dejaban funcionar.

-¿Es difícil encontrar a masones, ultraconservadores, de derechas?
-La mayor parte estuvieron en los partidos liberales, o eran de tendencia republicana, pero también se pueden encontrar en el partido moderado y conservador a finales del siglo XIX. Lo que buscaba la masonería en esa etapa era tolerancia religiosa, libertad de cultos, lo que le parecía muy a mal a la iglesia católica, que quería mantener el monopolio. Apoyaban los conocimientos científicos, que no vinieran todas las verdades dadas por la fe y por mecanismos cerrados, sino iluminadas por la ciencia.
Juego de partidos

-¿Qué querían en el plano político?
– Frente a esas monarquías absolutas existentes, apoyaban el estado liberal, constitucional con el juego de los partidos políticos
-Con lenguaje actual, ¿podría concluirse que cada logia eran un lobby, un grupo de presión?
-El poder de un grupo para presionar no define a la masonería, sino que son actividades que hace la gente en la vida. Sus ideales son humanistas. Los ‘lobbys’ no forman parte de la filosofía de una logia, pero pueden ser actividades a las que deriven algunos.
-¿De dónde venía la obsesión de Franco por los masones?
-Fue un odio obsesivo que se explica en el panorama político de su alianza con los fascismos europeos Y quién sabe si es cierto que Franco quiso ser masón, a la masonería no acabó de gustarle su talante, y no pudo entrar.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 12, 2008 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: