Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

NICARAGUA: PALABRAS DE UN HERMANO A SIETE MESES DE INICIADO

El Venerable Hermano nicaraguense, Vicente Hurtado Castro, siete meses después de su iniciación en nuestros Augustos Misterios, utilizó la columna de la elocuencia.

El hermano, después de los saludos del ritual, dijo:
Desde mi iniciación he aprendido que en la masonería se encuentra la verdadera escuela para ser alguien mejor, antes de iniciarme vivía rodeado de tinieblas en el mundo profano, pero en un momento surgió algo que me llamó a la luz y…la luz me fue dada; desde ese momento renací en una verdadera y sólida hermandad.
En los pocos pasos que he logrado dar, dentro de mi corta vida masónica he apreciado que tiene por objeto, perfeccionar la parte moral y espiritual del hombre, inclinarle al bien, despertar sentimientos de verdadero amor hacia sus semejantes, apartarse del vicio, enseñarle a dominar sus instintos, cultivar sus buenas acciones en beneficio de la humanidad, lo impulsa a mostrar sus talentos frente a hermanos eminentemente capaces de apreciar su intención, haciendo así de buenos hombres, mejores hombres.
Formalmente hablando me convertí en masón desde el momento en que presté el juramento el día de en mi iniciación, pero para poder ser masón uno debe ser reconocido como tal, por sus hermanos. La condición, por lo tanto, no se adquiere con el simple juramento el cual no tiene ningún valor sino solamente el de índole moral y por lo tanto inexigible. La condición de masón se adquiere por el diario proceder, con el estudio, la disciplina y la humildad necesaria para definirse como tal. Es necesario demostrar que se actúa, se procede y se piensa conforme las reglas de la Orden.
Por lo expuesto puedo concluir que la condición de masón no es algo formal, sino que atiende al más profundo deseo de asumir los aprendizajes necesarios para el ejercicio del oficio, esto implica la disposición al estudio constante y la práctica diaria de los principios y postulados masónicos, mediante la conducta y el recto proceder; ejercer las virtudes no solo dentro del recinto del Taller sino en cualquier lugar. El masón no lo es solamente en Logia sino en la vida y se debe actuar como tal para gozar del reconocimiento de nuestros hermanos.
No dejo pasar la oportunidad de agradecer a todos mis hermanos por haberme permitido ingresar a esta noble institución que ha sido respetada por el tiempo y me ha permitido conocer sus secretos y el verdadero significado de “hermandad”. 

El hermano Vicente Hurtado Castro, oportunamente y con los procedimientos de rigor, alcanzó la maestría y actualmente es el Primer Vigilante de su Logia Madre, la Progreso Nº 1 / Gran  Logia de Nicaragua.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 4, 2008 por en masoneria masones nicaragua iniciado vicente hurtado ca.
A %d blogueros les gusta esto: