Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

El entendimiento de las solidaridad, la realización de la fraternidad y la práctica de la caridad.

Por: A.•. M.•. Adnan Charrouf
Aug.•. y Resp.•.Log.•. Cedro del Líbano No. 128
Gran Oriente de Paraguay.

LA SOLIDARIDAD es el sentimiento de unión que nace de un común Ideal de una comunidad de aspiraciones, una unión consolidada en el mundo espiritual. La solidaridad debe ser, pues, solidaridad en el bien, en la verdad, y en la virtud. ¿Pero como podemos entender la unión? ¿La unión no es el Uno, la unidad, el único? Entonces debemos comprender que el Uno es todo y el todo es el Uno y realmente no hay Dios y hombre pero hay el Dios-Hombre y el Hombre-Dios. Dios es único. Dios es único y su unidad la única ley perdurable y eterna que se manifiesta en todo el Universo.

¿El mar y su espacio no es una gota de agua? ¿Nuestra tierra y su extensión no es un solo planeta?¿Todos los planetas no son un universo, y la humanidad con su cantidad no es un solo hombre y el hombre con todos los misterios y mundos que el tiene no es una unidad completa?

La unidad de Dios es la única ley de permanente manifestación con otro nombre que es el Amor. Quien consigue comprender esta ley, vive dentro ella y vive por la vida, y quien la ignora vive por la inexistencia y por la muerte. La vida es multitud, la vida es unión y la muerte es dispersión. El Ser humano lucha dentro de esta ley, con su dualidad, y su salario esta esperando con una mano justa. Cuando nosotros, dentro de la ley del Uno, estamos en la fraternidad por la gloria de la voluntad cósmica.

La palabra de Dios derrite todas sus creaciones y la transforma en unidad completa y con el espíritu de la conciencia sabe que ella y sus creaciones son juntas y cuando rechaza algo rechaza a sí mismo. De la palabra del hombre nace el uno y a la vez deja una batalla ilusoria dentro de nosotros mismos y ella recibe a uno como amigo y rechaza a otro como enemigo y más tarde el amigo de hoy será el enemigo de mañana y el enemigo del ayer será el amigo del hoy.

¿Si el bien para nosotros es mal para los demás como una cosa está bien y mal al mismo tiempo? La realidad no está ni bien ni mal pero nuestro yo y el yo de los demás creó el bien y el mal porque estamos en la ley de la dualidad. Quien puede crear, puede borrar su creación, como podemos crear la hostilidad, también podemos borrarla o transformarla en una amistad y solo a través del espíritu de la conciencia.

Entonces debemos buscar la palabra de Dios para tratar de entender nuestra palabra, y las dos juntas, pero la diferencia es que la palabra del G.•. A.•. es en la luz , es la luz, pero la nuestra en la oscuridad. Nosotros no podemos hacer ni un obstáculo contra nadie, ni contra cualquier ser viviente y si pensamos al contrario estamos en una ilusión absoluta.¿Porqué?

¿Porque nuestro cuerpo no es el resultado del trabajo universal? ¿La luz de nuestro ojo no es la misma luz de cualquier ser que conoce el sol? ¿Las respiraciones en nuestro pecho no son las mismas de Adán hasta ahora? ¿Los pensamientos de nuestra mente no son pocas gotas en el mar de pensamiento universal? ¿Nuestros sueños no son de las criaturas todas? ¿La casa que nosotros vivimos no es asociada con cualquier insecto o animal que vive dentro de ella o cerca como un vecino. Entonces el hombre está unido con Dios, con todos los seres vivientes, con la humanidad, y todo por la ley y no por la voluntad humana. Y nosotros somos sílabas en la palabra del G.•. A.•.

LA CARIDAD será más que un deber, la caridad es la bendición de la fe y del trabajo sagrado, La caridad es un granero inagotable y nuestra paciencia no menos inagotable de ella. La caridad es el hilo imaginario entre la responsabilidad y el sacrificio y los dos dentro de una palabra se llama el Dar. ¿Que es el dar? El Dar es la conquista al sentimiento de la necesidad y ¿Qué es el miedo de necesidad sino necesidad misma?

¿El pavor de la sed cuando nuestro pozo está lleno no es una sed que nunca se sacia? Pues ¿Qué nosotros tenemos para sentir miedo de la necesidad y nuestra vida no es una donación? y si Dios nos cobrara, nuestra vida sería nula. En tal caso nuestro mundo es un cofre común incluido todas nuestras cosas y de todos los otros seres, y cada uno tiene una cuenta abierta, pero necesitamos comprender a fondo la verdadera naturaleza de la sensación y de la satisfacción. ¿Pues sería posible que el canario nos cobraran su trino, o el manantial el brillo de su agua cristalina?

¿O es posible comprar la lluvia de una nube, o podemos negociar con el rayo del sol?

¿Podríamos vender el aire del norte, o la brisa de la aurora?

Hay personas que dan con alegría, y esa alegría es su recompensa.

Hay otros que dan con dolor, y ese dolor es su bautismo.

Hay pocos que dan que no saben dolor par dar y tampoco buscan alegría, ni la búsqueda de virtud, por las manos de estos pocos, El G.•. A.•. habla y detrás de sus ojos ÉL le sonríe a la tierra.

La mano que está llena de oro no puede dar la bendición. La infelicidad es cuando mi mano esta vacía y nadie me da nada, pero la desesperación es cuando mi mano está llena y nadie quiere recibir.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 30, 2008 por en masoneria solidaridad fraternidas caridad masonica maso.
A %d blogueros les gusta esto: