Masoneria

Libertad – Igualdad – Fraternidad

TEMPLO MASÓNICO Y TRIBUTO AL SOL

Por el V.·. H.·. Alfredo Salazar Avenia

HH:. Nos advierte la Orden Masónica que su Templo, nuestro templo, es un Cuadrilongo, largo de Oriente a Occidente, ancho de Norte a Sur, elevado de la tierra al Cielo y profundo hasta el centro de la tierra; diseño que lo hace único, sin igual entre todos los templos construidos por el hombre a lo largo de su existencia en los que ejercita el engrandecimiento espiritual, el culto a la divinidad, el estudio de las filosofías, el desarrollo de la ciencias y el cultivo de las virtudes.

Igual, nos enseña la tradición que el rey Salomón unió las escuelas Masónicas milenarias Especulativa y Operativa con la construcción de un templo en el que Él aportó la grandeza espiritual de su pueblo y los constructores la Ciencia de cómo el hombre con el estudio y en consecuencia el conocimiento realiza una sublime relación con el universo y sus extraordinarias manifestaciones al que venerando e investigando saca el mayor de los beneficios para su propio desarrollo y la de sus pueblos.

Superadas sus primeras etapas de Fetichismo y Sabeísmo, el hombre maravillado y espiritualizado por el firmamento observa y aprende con paciencia muy especialmente de su estrella más querida y temida: El Sol.

En esta etapa de su evolución intelectual y científica al comprender que el Sol es su dispensador de felicidad y Vida pero también de desgracia y muerte emprende el arduo trabajo de seguimiento de su movimiento aparente alrededor de la tierra y logra por fin descifrar el trazado o diseño que el astro delinea sobre el planeta.

Descubrirlo fue gran avance científico, pero comprenderlo alivió y mejoró su condición de vida ya que pudo aprovechar las fuerzas portentosas de la naturaleza, benéficas o destructoras, para su provecho o progreso; como conocer la época, de las fuertes lluvias, de las inundaciones, de las sequías, del mejor tiempo para la siembra y la cosecha, del período de las migraciones para poder asegurarse su alimentación en época se escasez, en fin, el hombre pudo prever para sosegar al menos algunas de sus necesidades, independiente del progreso de las ciencias que pudo originarse.

Hace más de 9.000 años, o sea, 6.000 años antes de Salomón en Europa (Tumiac), África, Medio Oriente, América (Colorado, Perú), Asia, se practicaban los MISTERIOS SOLSTICIALES lo que implicaba un conocimiento de la eclíptica, o movimiento aparente del sol, en su ciclo anual alrededor de la tierra. En esos mismos tiempos fue incluido el ESOTERISMO ZODIACAL.

El filósofo y Esoterista Platón afirma que estos conocimientos fueron perfeccionados por civilizaciones que desaparecieron hace unos 13.000 años con el último deshielo, que descongeló el Norte de América, Europa y Norte de Asia. La existencia de estas comunidades poseedoras de un alto nivel científico a quienes se les adjudica el hecho de facilitar el rápido desarrollo de culturas posteriores no ha podido ser demostrada por la ciencia.

Pero la cualidad del diseño de nuestro Templo que lo hace excepcional es que no es inerte con sus muros y cubierta, puertas y divisiones, sino que tiene la vida y el movimiento del cosmos, es cambiante día a día, configurando de manera sostenida su trazado completo en el ciclo de un año solar recurrente, que evidencia al hombre la Estabilidad, el Equilibrio y la Fuerza de su estructura hasta hoy inalterable a través de millones de años con apenas ligeras variaciones que obedecen a influencias externas del Universo.

El trazado del Templo Masónico pincelado por el sol es el resultado de concurrentes fuerzas naturales que imponen en nuestro sistema planetario las condiciones ideales para el surgimiento, conservación y evolución de la vida tal como hoy la conocemos en nuestro planeta.

El menester que sepamos HH: que al estar estrechamente entrelazados e indefectiblemente unidos el trazo del Templo Masónico y la vida de todas las especies de la tierra, la eventual acción de fuerzas cósmicas que lo desdibujen o lo hagan desaparecer de repente, hoy símbolo de Estabilidad y Equilibrio, peligraría la existencia de toda forma de vida que conocemos.

Su Armonía y Solidez es la Esperanza y el Futuro del hombre.

Ahora, como arqueólogos del conocimiento, develemos a nuestro templo de las Colgaduras, Pinturas, Mosaicos, Divisiones, Muebles, que lo engalanan como Símbolos y Alegorías colocados en el transcurrir en calidad de útiles herramientas en las enseñanzas Masónicas.

Para comprenderlo mejor es necesario hacer algunas definiciones que incluso hacen parte del Lenguaje y Simbolismo Masónico.

La tierra, entre otros, tiene dos movimientos:

1. El de rotación, alrededor de su eje, que lo realiza en 24 horas. Este movimiento produce la ilusión de ver como si fuese el sol el que girara alrededor de la tierra en la bóveda celeste en su movimiento aparente.

2. El de traslación, alrededor del Sol, que lo realiza en 365 días. Este movimiento nos hace ver a diario en el horizonte que el sol no sale por el mismo lugar, en el transcurso de un año, en su movimiento aparente.

Se llama eclíptica a la trayectoria aparente del Sol alrededor de la tierra en la bóveda celeste.

La esfera terrestre esta dividida por el Ecuador, línea imaginaria, en dos hemisferios iguales: el Norte o Septentrional y el Sur o Meridional.

En su movimiento de traslación la tierra mantiene inclinado su eje polar 23 ½ grados, lo que implica que el Ecuador terrestre tiene una inclinación de 23 ½ grados con respecto a la eclíptica.

Es una propiedad determinante en el engranaje planetario que permite al Sol en su trayectoria aparente avanzar sobre los dos hemisferios gestando el prodigio de las estaciones. Esta particularidad es la que hace posible que nuestro Cuadrilongo límite en los hemisferios Norte y Sur a lo largo y equidistante del Ecuador Terrestre.

ORIENTE: Lugar por donde se levanta o nace el sol todos los días como resultado del movimiento de rotación de la tierra que por ser continuo y perenne se produce en consecuencia un oriente o un amanecer ininterrumpido y perpetuo para nuestro planeta, descartando que se señale algún lugar terrestre en especial.

Por esta razón dicen los astrónomos que el Sol se levanta por Oriente y va en busca de Oriente.

Nace aquí la expresión masónica de ORIENTE ETERNO: un lugar de luz eterna para nuestros HH fallecidos.

OCCIDENTE: Lugar por donde se pone el Sol.

Emulando la rotación de la tierra de occidente a oriente al encuentro del Sol, la Orden nos enseña por semejanza que el hombre hace el mismo recorrido de Oeste a Este en busca de la luz o sabiduría.

Enseguida veremos como la interacción de estos principios físicos y astronómicos entre principalmente la tierra y el Sol producen un equilibrio en el sistema que describen un trazado descubierto por la inteligencia superior del hombre que analizaremos en el espacio y proyectado sobre la tierra.

GRÁFICAS A Y B

Según hemos señalado, el aparente recorrido anual del Sol alrededor del firmamento se conoce como eclíptica. Es uno de los puntos de referencia más importantes del cielo. Inclinada en un ángulo de 23 ½ grados respecto del Ecuador celeste, la eclíptica lo cruza en dos puntos separados entre si a 180 grados. Estos dos puntos donde eclíptica y Ecuador se encuentran se conocen como equinoccios. La palabra “equinoccio” significa “noche igual”. Cuando el Sol está en cualquiera de estos puntos, nuestro día dura lo mismo que nuestra noche. El punto donde el Sol cruza el Ecuador celeste, el 21 de Marzo aproximadamente, se conoce como equinoccio vernal. El punto donde cruza el Ecuador, el 23 de Septiembre aproximadamente, es el equinoccio Otoñal.

Como la eclíptica atraviesa el Ecuador en dos puntos, el Sol en su aparente viaje alrededor de la Tierra pasa la mitad del año en el hemisferio celeste norte y la mitad en el sur. cada día, su ascensión recta y su declinación varían muy poco. Si alguna vez han contemplado, en un periodo de tiempo, la salida y la puesta del Sol, habrán observado que no lo hace exactamente en el mismo lugar del horizonte un día, tras otro. En los equinoccios, el Sol sale y se pone justamente en los puntos este y oeste del horizonte (Ecuador Terrestre). En esa época, los días y las noches son de igual longitud en la mayor parte de la Tierra. Desde el tiempo del equinoccio vernal hasta aproximadamente el 21 de Junio, el Sol sigue la línea ascendente de la eclíptica en el hemisferio norte. Durante este tiempo nace y se pone cada día más hacia el norte. Para quienes viven en el hemisferio Norte, esto hace que los días sean cada vez más largos. Hacia el 21 de Junio, el día más largo del año en el hemisferio norte, el Sol alcanza su punto más septentrional en el cielo de mediodía y su punto más septentrional en el horizonte. Este punto del cielo se llama solsticio de verano y está exactamente encima del Trópico de Cáncer terrestre, que se halla 23 ½ grados al norte del Ecuador de la tierra.

Después, el Sol parece deslizarse por la eclíptica rumbo al ecuador celeste, y los días comienzan a cortarse. Hacia el 23 de Septiembre la trayectoria del Sol vuelve a cruzar el ecuador y luego prosigue su curso hacia el sur. Para quienes viven en el hemisferio norte, las noches se hacen más largas que los días. Alrededor del 21 de Diciembre el Sol llega a su punto más meridional, el solsticio de invierno, y para los habitantes del hemisferio norte ha llegado el día más corto del año. Este punto más meridional se encuentra sobre el Trópico de Capricornio terrestre, a 23 ½ grados sur del ecuador.

El Solsticio de verano del hemisferio Norte (21 de Junio) es el Solsticio de invierno del hemisferio Sur y el Solsticio de Verano del hemisferio Meridional (21 de Diciembre) es el Solsticio de Invierno del hemisferio Septentrional, por lo que las manifestaciones de la naturaleza se invierten sucesivamente de un hemisferio a otro según el paso o alejamiento del Sol.

Los Solsticios son elementos esenciales de la estructura de nuestro Cuadrilongo.

La eclíptica es la línea central de una franja del cielo conocida como Zodíaco, franja de 16 grados de ancho (8 grados a cada lado de la eclíptica). Está dividida en doce partes o signos de 30 grados cada uno; llevan los nombres de las doce constelaciones entre las cuales se mueve el Sol. El Zodíaco no tiene significación en astronomía.

Como hemos visto aparecen otros fenómenos naturales que son importantes para la formación del Templo Masónico y su simbología como son el Solsticio de verano que traza el Trópico de Cáncer en el hemisferio norte y el Solsticio de invierno que traza el Trópico de Capricornio en el hemisferio sur y los Equinoccios.

GRÁFICA B

Proyectado sobre la tierra observamos el cuadrilongo equidistante del Ecuador terrestre limitado por el solsticio de verano o Trópico de Cáncer o columna B por el norte, el solsticio de invierno o Trópico de Capricornio o columna J por el sur, el oriente y occidente los limita el levante y puesta del Sol. Esta franja central o zona tórrida o casa del sol o tabernáculo del Sol, en la que se mueve el astro en su movimiento aparente a lo largo de la eclíptica limitada por los Solsticios o Trópicos es nuestra cámara del medio donde reina la luz y a la que todos aspiramos llegar, porque nos asevera el simbolismo que el imperio de la luz lo es también de la Sabiduría.

La astronomía nos confirma que estando el Sol en oriente baja por el sur, llega a Occidente, sube por el norte y regresa a oriente. Al imitar al Sol en su recorrido aparente, en el templo masónico, dejamos siempre a nuestra derecha el ara de los votos, como lo hacia el Braschman hindú al levantarse de la cama en la mañana exclamando al mismo tiempo: “Sigo el curso del Sol”. Cosa parecida hacían los Druidas, sacerdotes Celtas, al girar dejando siempre a su derecha un altar de piedras llamadas Cairs. Este viaje místico se llamaba en lengua celtica Deiseal, voz compuesta de dos palabras que significan la mano derecha y el Sol.

En atención a esta trayectoria solar nuestros Aprendices son situados en la parte más alejada del oriente, en el norte; de allí recorrerán el camino inverso pasando simbólicamente por Occidente, Sur y finalmente Oriente o cámara del medio.

GRÁFICA C

Por último y dar un solo ejemplo: el emblema del grado 33 masónico y la cruz papal son símbolos de este equilibrado sistema.

Imagenes:

Equinoccios

Emblema Grado 33

Cruz Papal

Templo

Solsticios

Fuente: Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Cartagena de Indias
web: www.serenisimagranlogia.com/

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 24, 2007 por en Sin categoría.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores

%d personas les gusta esto: